¿Te harta el modelo del blog tradicional? Prueba con esta estrategia

Sé que son muchas las personas que no creen en los blogs. Piensan que es una estrategia obsoleta, o que tarda demasiado tiempo y esfuerzo en dar resultado mientras que otras son mucho más accesibles. 

 

También conozco casos de personas que religiosamente publican en su blog cada semana, llueva, truene o relampaguee, aunque en la mayoría de los casos los resultados son más bien mediocres. 

 

Seguramente no te sorprenda si te digo que soy una firme defensora de los blogs en las webs, especialmente si te dedicas a la psicología, a la terapia o a cualquier rama del bienestar. Y es que, además de ayudarnos a posicionar nuestra web en buscadores:

 

  • Son una excusa para mantenernos en contacto con nuestros potenciales clientes. 
  • Son una carta de presentación de lo que sabemos y pensamos. 
  • Publicar en plataformas externas (como Instagram) es un riesgo, ya que en cualquier momento pueden cerrarte la cuenta y adiós todo tu trabajo. 
  • Y son una forma de poner llamadas a la acción para que contacten con nosotros. 

 

Estas entre otras ventajas 🙂

 

Peeero… (sí, ya viene el “pero”) sé que estar publicando en el blog no es una estrategia hecha para todos, y aunque existe la posibilidad de delegar esta parte, también existe otra estrategia súper elegante e igualmente efectiva. 

 

¿Quieres conocerla? Sigue leyendo que te la cuento ahora mismo. 

 

Blog mínimo viable: una alternativa elegante 

 

No te voy a marear más y voy a ir directa a lo que te interesa: el blog mínimo viable consiste en crear un sistema estático con el que atraer clientes/pacientes sin tener que alimentarlo constantemente. 

 

¿Significa esto que ya no tendrás que volver a crear contenido para tu negocio nunca más? Lo recomendable es que lo hicieras regularmente, pero al menos podrás dejar tu blog tal y como está. 

 

Te explico.

 

Lo primero que tienes que hacer es definir el objetivo que quieres lograr con el blog. Puede ser que contraten tu formación premium, o que compren tu libro, o que se apunten a tus talleres o comiencen un proceso individual contigo. 

 

Cuando ya lo tengas claro, pasaremos a crear un Lead Magnet o regalo de suscripción enfocado a ese objetivo. 

 

Por ejemplo, si tu objetivo es vender tu libro, un buen regalo puede ser un primer capítulo del mismo. O si es que comiencen un proceso individual, puedes hacer una guía con algunas claves que hablen del problema que solucionas. 

 

Recuerda que tiene que ser lo suficientemente atractivo como para que te dejen su email y útil que no pase “sin pena ni gloria” por las manos de quien se lo descargue. 

 

El siguiente paso es redactar 3 artículos para tu blog. Ni más ni menos, 3.

 

Estos 3 post serán un apoyo para lograr tu objetivo de venta, por lo que deberán enfocarse a las objeciones que pueden tener tus potenciales clientes a la hora de trabajar contigo. 

 

Puedes hablar, por ejemplo, de los detalles de tu servicio (¿Cuánto dura? ¿Cómo funciona?), de un caso de éxito, de los resultados que puede lograr… 

 

Y nada más. 3 post bien pensados son suficientes para tener tu blog mínimo viable. 

 

La clave para que este sistema funcione 

 

Vale, no todo iba a ser taaaaaan sencillísimo. Aquí viene la “trampa” para que esto funcione.

 

Vas a necesitar 2 cosas: la primera, revisar muy bien los textos de tu web (y especialmente la página del servicio/producto objetivo) porque serán allí dónde irán las visitas. 

 

La segunda, ser capaz de llevar los lectores a tus contenidos de alguna forma. 

 

Y esta forma se llama: automatización.

 

Mediante una secuencia automatizada, vas a enviarle emails a tus nuevos suscriptores para que hagan todo el recorrido, por ejemplo:

 

  • Email 1 – Entrega del regalo/lead magnet.
  • Email 2 – Tu presentación/tu historia. 
  • Email 3 – Enlace al post 1 
  • Email 4 – Enlace al post 2
  • Email 5 – Enlace al post 3
  • Venta – una llamada a la acción para que visite la página de tu producto/servicio, o para que reserve una sesión de valoración contigo. 

 

¿Qué puede ocurrir si implementas esta estrategia? 

 

Pueden darse varios escenarios. Por ejemplo, que tras el email 5, contacten contigo o contraten tus servicios porque ya confían en ti y están preparados. O puede que no lo hagan porque todavía no es su momento. 

 

Sea como sea, tu meta será que cada vez más personas pasen por este recorrido y lleguen al email 5. Para ello, dale visibilidad a tu LM tanto de forma orgánica en tus redes sociales, como de forma pagada con una campañita.

 

Qué me dices, ¿resuena contigo este tipo de blogging más que el tradicional? Te leo 🙂

 

4 Comments
  • Dori Pecharroman
    Posted at 12:24h, 10 enero Responder

    Muchas gracias Ángela.
    Un abrazo y feliz de leerte de nuevo 🙂

    • Ángela Suaz
      Posted at 17:51h, 11 enero Responder

      ¡Hola Dori! Muchas gracias a ti por pasarte y saludar 🙂
      Un abrazote!

  • Deb
    Posted at 02:56h, 11 enero Responder

    ¡Pedazo de post, Ángela!
    Y una estrategia muy inteligente e interesante.

    Me quedo con la idea y me lo apunto para implementarlo. ¡Mil gracias!

    Un abrazo fuerte,
    Deb

    • Ángela Suaz
      Posted at 17:52h, 11 enero Responder

      Hola Deb. Es una estrategia diferente a lo que siempre vemos y yo creo que super interesante para muchos casos, especialmente para los casos de agobios extremos ante un blog jejej

      Un abrazo fuerte de vuelta!

Escribe un comentario

Gracias por comentar mi entrada :) Antes, debo informarte que tus datos de carácter personal (email, nombre, web) que proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Ángela Suaz, como responsable de esta web. La finalidad de recoger estos datos es la de responder a los comentarios del blog. Si decides no incluir los datos solicitados no podré publicar tu comentario ni tampoco responderte. También te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa, dentro de la UE y si quieres ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado escribiéndome a hola@angelasuaz.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos haciendo clic aquí.